El receptor Miguel Amaya, conectó el sábado su primer imparable en las Grandes Ligas, en el juego que los Cachorros de Chicago derrotaron 4×2 a los Marlins de Miami.

Amaya entró como bateador emergente en la parte baja del octavo episodio y conectó un rodado que no pudo atrapar el campo corto Jon Berti.

Con el imparable, Amaya trajo al plato a Nick Madrigal, empujando de esta manera su segunda carrera de la temporada.

Fue paciente al bate y tuvo un buen turno. Ese fue un gran momento para él y los fanáticos. Estoy feliz por él”, dijo el manager David Ross.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Get 30% off your first purchase

X