Los Padres de San Diego hicieron oficial este viernes la contratación del segunda base Robinson Canó.

«Tengo mucho combustible en el tanque todavía. Sé que todavía puedo jugar este deporte y retirarme en todo lo alto«, dijo Canó.

Los Padres tienen previsto utilizar a Canó ocasionalmente en la segunda base y también como bateador designado.

«Extrañaba el juego. Yo diría que de cada mala situación tienes que sacar las mejores cosas posibles. Tuve la oportunidad de pasar un tiempo con mis hijos, de ser padre. Mi hija apenas tiene 5, Mi hijo tiene 11, Es momento de avanzar y dar vuelta a la página«, sostuvo el jugador.

Los Mets había dado de baja a Canó el domingo, quienes ahora deben pagar el resto de los casi 45 millones de dólares que restan ñ del contrato que originalmente había firmado con los Marineros. Ahora con los Padres devengará un salario prorrateada del mínimo de 700,000 dólares.

«No quiero justificarme y culpar a eso, a no poder jugar todos los días, pero es algo a lo que no estoy acostumbrado», dijo. «Es algo que tomará algo de tiempo, pero así son las cosas. No hay resentimientos. Sólo estoy agradecido por la oportunidad que se presenta aquí. Únicamente hay que avanzar y dar vuelta a la página. Ahora estoy acá y quiero ayudar en lo que sea al equipo para ganar juegos”, concluyó diciendo Canó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get 30% off your first purchase

X
A %d blogueros les gusta esto: