El estelar izquierdo de los Dodgers de Los Ángeles, Clayton Kershaw, tuvo que dejar su apertura de anoche luego de resentirse de la lesión del antebrazo izquierdo que lo mantuvo marginado de los terrenos de juego por casi tres meses.

Luego de permitir un doblete a Kolten Wong en el segundo episodio, el izquierdo hizo gestos de molestias e inmediatamente el preparador físico y el manager Dave Robert, corrieron hacia el montículo para evaluarlo.

Al final de una larga conversación, Kershaw salió del terreno de juego del Dodgers Stadium caminado lentamente hacia dugout.

“Es un golpe duro, obviamente. Es casi lo mismo con lo que vengo lidiando y empeoró tanto que no pude seguir. Todavía no he asimilado eso todavía. Lo que más quería era ser parte de este equipo en octubre. Eso es lo más difícil, sabiendo que mis posibilidades de lanzar en octubre no se ven buenas ahora mismo”, dijo Kershaw luego del partido.

Luego de estas declaraciones, hace suponer que el izquierdo habría dicho adiós a la temporada.

“Le harán más pruebas [Kershaw] este fin de semana para conocer la severidad de la lesión, así que no diré nada hasta después de eso”, dijo el manager Dave Roberts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Get 30% off your first purchase

X
A %d blogueros les gusta esto: