Un 20 de abril de 1955, debutaba como relevista con los Bravos de Milwaukee, el colonense Humberto Valentino Robinson; convirtiéndose así, en el primer panameño en debutar en el Béisbol de las Grandes Ligas.

El diestro nació un 25 de junio de 1930, siendo un espigado lanzador de 6 pies y 1 pulgada de estatura, con un peso de 155 libras. Se inició en la pelota nacional jugando para su natal provincia de Colón y siempre fue una de las piezas principales del cuerpo monticular de los equipos panameños que participaban de la Serie del Caribe en su primera etapa.

Estuvo por 10 Temporadas en Ligas Menores, donde dejó una huella muy importante al conseguir 122G–84P y efectividad de 3.05 en los nueve equipos que jugó (1951–57; 1960–62). 

Jugó cinco Temporadas en las Grande Ligas, acumulando 213.0 episodios lanzados en 102 apariciones; actuó como lanzador abridor en 7 oportunidades, lanzando 2 juegos completos. En su carrera como ligamayorista obtuvo marca de 8G-13P, efectividad de 3.25 y salvó 4 juegos. El colonense permitió 189 imparables, recetó 114 ponches y regaló 90 bases por bolas.

Robinson jugó en tres equipos; Bravos de Milwaukee (1955-1958), Indios de Cleveland (1959) y Phillies de Filadelfia (1959-1960).

Falleció el 29 de septiembre de 2009 en Brooklyn, Nueva York, debido a una serie de complicaciones de salud (enfermedad de Alzheimer) a la edad de 79 años.

Humberto Robinson es muy recordado en Panamá por ser el pionero de la legión de panameños que han llegado a jugar en las Grandes Ligas, pues gracias a él, se le abrió la puerta a los demás para que dieran ese gran salto al mejor Béisbol del Mundo.

Si te gustó este artículo, dale me gusta y compártelo con tus amigos.

¡Que Viva el Béisbol!