El Erial

Mis aventuras como pelotero.

Hola a todos los que leen mi primer artículo… les recuerdo que no se nada de escritura y mucho menos de Béisbol como el susodicho dueño de este sitio, que no se porqué se le ocurrió la brillante idea de invitarme a participar de esto.

Yo nací en el seno de una familia amante del Cricket… y ni idea de que era y como se jugaba esa cosa, peeeeeeero por insistencia de un primo intenté jugarlo y saben qué? fracasé -ja ja ja ja- y de que te ríes tu amigo lector? Te pido respetes el dolor ajeno… cabr…..

Y después de haber fracasado como jugador de Cricket, decidí adentrarme en las lides del Béisbol, y tan solo me tomó un turno al bate para saber que tampoco eso no era lo mío pero de necio seguía, y seguía, y seguía, y seguía… y pa´que seguía, ni se… hasta que un día un amigo (NO TAN AMIGO) me dijo que habían unas pastillas que me harían mejor pelotero y –zaaaazzzz– que creen? me tomé una de esas y a los 10 minutos me sentía el mejor del mundo y que creen que pasó… naaaaaaada, al contrario, me suspendieron por 80 juegos (y eso que no era profesional).

Moraleja: No se dejen engañar por un tonto que les promete el cielo y tierra con esas vainas, cuídece y haga siempre lo correcto.

Después de ese trago amargo me adentré a jugar SoftBall o Sofbol, o como sea que se escriba y ahí tampoco di bola; aunque jamás entendí porqué nunca me sacaban de los equipos en los que jugaba –una amiga siempre me decía que ellos sólo les insertaba mi recta cortada al estilo de mi amigo personal Mariano Rivera; ¡Ey! pero si yo ni lanzaba-.

Bueno, esa parte de mi historia nunca he logrado entenderla; lo cierto, es que era tan malo, pero tan malo, que no bateaba una pelota ni con la puerta de la Iglesia Catedral.

Que lío tienen los Chicanos ahora con dos equipos en PROBEIS.

El caso es que me retiré con 22 años de toda actividad deportiva y me dedique a lo que más me gusta; andar por los diferentes estadios de Béisbol del país e ir por ahí conociendo mucha gente famosa y por ende, yo haciéndome famoso al igual que ellos. Conozco a Manny Corpas, Carlos Lee, Calicho Ruíz y a varios narradores de Béisbol (aquí entre nos, yo soy el que le enseña todos esos pregones a Eric Espino y a Elias González) y si no me creen, no me importa.

Ombe, ya estuvo bien por hoy –ya me duelen los dedos de escribir– pero vuelvo pronto con mis artículos hechos desde algún Erial disponible.

Ahh y para los que preguntan, le voy a los Yankees, solo por joder al dueño de esta pagina.

Ve, y si quieren me pueden seguir en mi cuenta de twitter @UnErialenPanama; no les garantizo información de interés, pero si jodedera en pila.

Categorías:El Erial, Panamá

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s